Atenas de la A a la S

Ate

Después de nuestra corta estadía en Cappadocia dejamos Turquía para hacer la mitad Griega de nuestro viaje. Llegamos a Atenas a la tarde temprano y tomamos el metro desde el aeropuerto hasta la plaza de Monastiraki. Cuando salimos a la superficie en el corazón de la ciudad, quedamos fascinados. La gente a montones paseando en la plaza, el sol brillando en lo alto, los grupos de hipsters sentados en las calles rodeados de murales y graffitis increíbles. La amé al instante. 

La Acrópolis en la mañana, vista desde la terraza del hotel
La Acrópolis en la mañana, vista desde la terraza del hotel

Fuimos caminando hasta el Center Square Hotel, que queda en el medio de un mercado callejero de frutas y verduras. Al principio resulta un poco extraño, pero se vuelve pintoresco un domingo a la mañana. Está casi a mitad de camino entre las plazas de Monastiraki y Syntagma y se puede ir caminando a todos lados. Pero la frutilla del postre es la terraza (con bar!) que tiene vistas increíbles del Partenón y del resto de la ciudad.

Plaza Monastiraki
Plaza Monastiraki

En la primera noche fuimos a cenar a Monastiraki y terminamos en este bar divino en cuanto vimos el cartel que tenía en la puerta de “Jardín en la terraza”. No queríamos perdernos ninguna vista de la Acrópolis. El ambiente joven y con mucha onda, las cervezas de €2 y la buena comida también ayudaron para que tuviéramos una gran primera cena en Grecia. De vuelta en el hotel subimos a la terraza por unos tragos (y vistas de la Acropolis) más, y después a dormir porque el día siguiente iba a ser agitado, y mucho!

Agora Antigua y la Acrópolis
Agora Antigua y la Acrópolis
El Ágora Antigua y la Acrópolis de fondo
El Ágora Antigua y la Acrópolis de fondo
Estatuas en la Ágora y los Jardines Nacionales
Estatuas en el Ágora y los Jardines Nacionales

Teníamos nuestro itinerario bastante definido, pero no sabíamos exactamente cuán lejos un lugar estaba del otro, así que decidimos cuáles eran los lugares a los que queríamos ir sí o sí, pero trataríamos de ir a cuantos lugares pudiéramos. Así que en nuestro segundo (y último) día en Atenas nos levantamos temprano y para las 10 de la mañana ya estábamos en nuestro primer destino: el Ágora Antigua. Situado a los pies de la Acrópolis, éste solía ser el centro de la ciudad durante siglos, el lugar donde sucedía todo. Nos tomó alrededor de dos horas recorrer el Ágora, y estoy convencida de que seguro nos quedó algo por ver.

Partenón
El Partenón
Templo de Atenea Nike
Templo de Atenea Nike
Vista del Templo de Zeus Olímpico y el Estadio Panatenaico desde la Acrópolis
Vista del Templo de Zeus Olímpico y el Estadio Panatenaico desde la Acrópolis

Cuando ya habíamos recorrido casi todo, el sol del mediodía nos apuró a subir la colina y acercarnos más al glorioso Partenón. Estar realmente ahí me dio piel de gallina, a pesar de las hordas de turistas irrespetuosos y los andamios y grúas que se usan para su interminable reconstrucción. Es como estar en el corazón de la civilización. Pensar que todos esos filósofos que estudiaste en tu vida y que dieron forma al modo en que vemos el mundo hoy estuvieron ahí alguna vez, es increíble. De todos modos no nos quedamos mucho tiempo ahí, solamente absorves todo, sacás unas cuantas fotos y huís de las hordas antes mencionadas.

Entrada al Museo de la Acrópolis y detalle las Cariátides
Entrada al Museo de la Acrópolis | Detalle las Cariátides
Las Cariátides
Reconstrucción de Las Cariátides
Jardines Nacionales de Atenas
Jardines Nacionales

De ahí bajamos un par de cuadras hasta el Museo de la Acrópolis. IN-CRE-IBLE. Todo es tan moderno, tan bien pensado y tan facilmente explicado que te ayuda a poner todas las piezas del rompecabezas histórico en orden. Hasta te dan un mapa con la ruta que tenés que hacer una vez adentro, de manera de entender todo sin perder tiempo. Cuando salimos, compramos algunos snacks a los vendedores callejeros que están en la puerta y nos fuimos a los hermosos Jardines Nacionales a hacer un picnic.

Templo de Zeus Olímpico Atenas
Templo de Zeus Olímpico
Estadio Panatenaico Atenas
Estadio Panatenaico

Las siguientes paradas fueron el Templo de Zeus Olímpico y el Estadio Panatenaico. El estadio era el lugar que a Nico más le entusiasmaba visitar, como buen fanático de los deportes que es. Alquilamos la audio guía que es muy útil, y nos llevó alrededor de una hora recorrer todo el lugar. Salimos del estadio y empezamos a caminar hacia el Parlamento y la Plaza de Syntagma, donde yo esperaba ver el cambio de guardia de los Evzones a las 5 de la tarde. A mitad de camino me di cuenta que ya estábamos tarde, pero mientras pasábamos frente a la Residencia Presidencial vimos que los Evzones que vigilan la mansión empezaban a moverse. Al final pudimos ver el cambio de guardia ahí mismo! No podría haber pedido más.

Plaza Monastiraki | Evzon haciendo guardia en la Residencia Presidencial
Plaza Monastiraki | Evzon haciendo guardia en la Residencia Presidencial
Parlamento Griego
Parlamento

La parada final fue la Plaza de Syntagma y el Parlamento que queda enfrente. Nos sentamos un rato en la plaza a descansar y tomar un helado antes de seguir al hotel. El día fue agotador, sí, pero valió tanto la pena! Yo relamente no pensé que podríamos ir a todos esos lugares en un día, pero lo hicimos. Incluso pudimos quedarnos en cada lugar todo lo que quisimos, sin necesidad de apurarnos.

Acrópolis de noche
Acrópolis de noche

Esa noche fuimos a cenar a Plaka. Estábamos molidos, pero esta ciudad increíble nos tenía preparado algo más. El barrio, de noche, es tan hermoso como de día. Hay un montón de restaurants y bares donde te sentás en mesitas sobre los escalones, bajo las enredaderas entrelazadas de luces. Fue casi mágico, y un gran cierre para nuestras aventuras en Atenas.

Mercado en la puerta del Center Square Hotel Atenas
El Mercado en la puerta del hotel

Acá les dejo un mapa con todo el recorrido, en el orden en que lo hicimos. Haciendo click en él pueden ver los detalles.

Deja un comentario